¿Vale la pena el drama musical con Adam Driver?

Dentro “Annette”la naturaleza del montaje teatral es llevada al extremo por las herramientas cinematográficas, con convenciones como tener lugar de la tolerancia de un telón al desvelamiento de escenas reales, creando así una ficción que destaca y va más allá de su propio artificio proyectando emociones en conflicto.

En cada transición entre lo íntimo y lo espectacular, armonizado por la Chispa de ensueños sonoros siempre salpicado de seducción y new wave, “Annette” se va volando y llega a la énfasis de la ópera incluso asumiendo su flanco arrogante, para aterrizar posteriormente en el dinamismo del musical más simple.

Tener como protagonistas un actor y una cantante inmersos en un romance que va del idilio a la pesadilla En medio de la voracidad mediática, acompañado de personajes que juegan con el sabido y con la décimo, el director francés Leos Carax encuentra el sensibilidad que le permite hacer una oscura observación sobre la celebridad, ese entidad que, entre reflejos, seduce hasta el tema de la partida. al estado del producto.

READ :  Una película sobre San Juan Pablo II llega a México

Todo en una tragedia tangible y tortuosa, marcada por la delito y la mezquindad, que inquieta y encandila, revelando las entrañas del relación de amor-odio que se desarrolla entre el sabido y las celebridades, voluble y voluble.

Por supuesto, estas audacias tienen su precio y la película con sus más de dos horas de duración no se libra del todo de las trampas del productos, la tensión de la historia pierde su paso en varios momentos, entre los júbilos de su magnitud.

READ :  Dulceida, María Pombo, Susana Molina y el restaurante de las influencias

Esto a pesar de la irreprimible ciudadanía de la interpretación de Marion Cotillard —“Metal y Hueso” (2012), “Macbeth” (2015)—, sumado al cúmulo de contrastes que explota Adán conductor —“Los Muertos no Mueren” (2019), “El Último Duelo” (2021)—, mostrando procesos emocionales orgánicos y focalizados bajo la piel de un humorista que se convierte en el fiel reflexiva de una masculinidad retorcida y tóxica.

Así, aunque “Annette” no sea una de las propuestas más consistentes del exdirector de obras como “Los Amantes del Puente Nuevo” (1991) y “Holy Motors” (2012), sí es una de las más arriesgadas y sugerentes. , saciado de visuales y con un discurso claro y provocador, suficiente para situarse por encima de la media de la propuesta cinematográfica contemporáneo.

READ :  Adamari López demuestra elegancia al musitar de Toni Costa

Se estrenó en la pasada estampación de Cannes y tuvo su primera proyección en nuestro país en el Festival Internacional de Cine de Morelia. Ahora está en los cines de todo el país.

rc

Leave a Reply

Your email address will not be published.